Chinche rayada
Horcia nobilellus

Se detecta durante la floración del cultivo (predominando en enero – febrero). La chinche horcia daña los botones florales, pimpollos y hasta bochas chicas, perforando y chupando la savia, tanto en estado de ninfas como adultos. Las plantas tienen muchas hojas y pocas flores. Afecta la producción final a través del derrame de pimpollos y de pequeñas cápsulas que van en contra de lograr la máxima fijación de frutos en las primeras semanas, objetivo principal del manejo integrado del cultivo, provocando además una disminución del rendimiento (kg/ha) y principalmente en la disminución del peso del capullo.