Drosofila de alas manchadas
Drosophila suzukii

Larva Hasta 3,5 mm: De forma cilíndrica, ápoda y de color blanco Adulto 2-3 mm: De color amarillo claro a marrón con los ojos rojos y la terminación de las antenas ramificada. Los machos poseen una mancha negras en el extremo de cada una de sus alas y dos franjas negras en el primer par de patas. La hembra no tiene estos caracteres pero presenta un ovipositor aserrado lo que la diferencia de la mosca del vinagre (Drosophila melanogaster). La hembra realiza la puesta en el interior del fruto, eclosionando los huevos en tres días. Las larvas se desarrollan alimentándose de la pulpa, pasando por tres estadios larvarios y a continuación pupan (también lo pueden hacer en el suelo). Esta especie vive de forma óptima a una temperatura de 20ºC, aunque temperaturas superiores a los 10ºC posibilitan el vuelo de adultos. Con temperaturas inferiores inverna en estado de adulto, aunque en clima mediterráneo puede ser activa durante todo el año.

Síntomas / Daños: Daña la fruta sana al comienzo de la maduración a diferencia de la mosca del vinagre común, que lo hace sobre fruta caída, sobre madura o en mal estado. Cuando la fruta está recién picada los síntomas pasan desapercibidos, debiéndose examinar minuciosamente para observar la picadura. Practica un orificio donde deposita los huevos. Las larvas se desarrollan en su interior alimentándose de la pulpa y se observa un colapsamiento alrededor de la zona de alimentación del fruto, el cual acaba pudriéndose. En almacén supone un destrío inmediato.