Tuckerellidae
Tetranychidae

Son posiblemente los ácaros fitófagos de mayor interés en los cultivos. Su tamaño oscila entre 0,4 y 0,6 mm, en el caso de la hembra adulta, que tiene un aspecto globoso (Figs. 15.7 y 15.8). Presentan coloraciones generalmente oscuras, rojizas, amarillentas, verdes, aunque variables dentro de la misma especie, dependiendo del vegetal del que se alimente y de su edad y fase de alimentación. Existe un marcado dimorfismo sexual entre la hembra y el macho, siendo éste más pequeño y alargado. Sus estados de desarrollo son: huevo, larva, dos ninfas (proto y deutoninfa) y adulto. En las mudas se quedan inmóviles y adoptan una posición característica, recibiendo el nombre de crisalis.

Son polivoltinos, con ciclos de desarrollo muy rápidos, sincronizándose con las plantas hospedantes mediante quiescencia y diapausa. Estas paradas de desarrollo se pueden dar en invierno o verano, en forma de huevo o como hembra adulta especial.