Fomopsis de los cítricos
Phomopsis citri

El grado de infección varía con la madurez del fruto y la humedad presente, y puede ser grave en la fruta desverdizada. Normalmente se inicia con blandeamientos y decoloraciones débiles, entorno al botón peduncular, cambiando de marrón a pardo y aumentando la flexibilidad. En el interior, el podrido es de color ligeramente marrón, avanzando más rápidamente a lo largo del centro del fruto que por la porción exterior de la corteza.