Oídio de la maca
Erysiphe cruciferarum

Síntomas: Los síntomas comienzan como lesiones blancas en forma de estrella sobre la superficie del follaje. Las lesiones se fusionan gradualmente y las superficies de las hojas aparecen espolvoreadas con polvo blanco. La infección en la col o la coliflor puede reducir el tamaño de la cabeza. En las coles de Bruselas, la enfermedad se mueve sobre los tallos donde la esporulación se acompaña de una decoloración púrpura de los tejidos del hospedador. Los brotes de semillas germinadas pueden estar muy infectados, lo que resulta en un producto no comercializable.

Condiciones para el desarrollo de la enfermedad: Este patógeno obligado pasa el invierno como cleistotecios en tejido huésped muerto o como micelio en el tejido vivo. Las especies de malezas sirven como hospederos alternativos en la temporada baja y por lo general sirven como fuente de inóculo para ciclos posteriores de la enfermedad. El desarrollo de la enfermedad se ve favorecido generalmente por el rocío y temperaturas moderadas (15-20 °C) y los conidios se propagan fácilmente por el viento o por la recolección de la cosecha. El estrés hídrico en el hospedador también favorece la infección.