Oidio taurica
Leveillula taurica

Comienza con manchas verde claras a amarillo brillantes, algo angulares, distribuidas irregularmente sobre la superficie de la hoja, luego aparece un centro necrótico pardo que se agranda, la hoja puede morir y desprenderse dejando desfoliada a la planta. En condiciones de alta humedad es posible visualizar en el envés de la mancha, las fructificaciones del hongo, como un tenue moho blanquecino. En las hojas del olivo el microorganismo se desarrolla tanto en la parte interna de los tejidos, como en la parte superficial. En su forma asexual se reproduce formando conidióforos hialinos, gráciles, sencillos o ramificados y conidios de distinta forma: oval, limoniforme, troncocónicos, etc. La forma sexual no se ha encontrado sobre olivo en Argentina.

Condiciones predisponentes:  Los conidios de L. taurica se diseminan por el viento y son depositados sobre las hojas donde pueden germinar en un rango de temperaturas entre 10 y 35° C, con el óptimo a los 26° C y una humedad relativa alrededor de 70%. Sin embargo las condiciones ambientales no parecen jugar un papel preponderante en la epidemiologia de la enfermedad.