Perdigonada
Blumeriella jaapii

El ataque se inicio en el curso del verano y prosigue de manera continuada hasta la caída de los hojas. Los síntomos mas características se observon en las hojas; en el haz se ven manchas morados diminutas y angulosas con bordes no bien definidos; como son muy numerosas forman unos plocos que ocupan los espacias comprendidos entre los nervios secundarios. Las lesiones en el envés son semejantes, pero las manchas son menos morcadas y de un rojo púrpura mas claro. En el centro de las lesiones se observa un punteado blancuzco, que son los órganos de  reproducción liberando conidios. Las hojas infectadas pueden amarillear, pero con frequencia permanece en torno a las lesiones áreas verdes, lo que le da a las hojas un aspecto moteado.