Piriculariosis (Quemazón, Añubio)
Pyricularia grisea

Ciclo de la Pyricularia: La Pyricularia oryzae se desarrolla cuando las temperaturas oscilan entre 22º - 29º y se alcanzan elevadas humedades relativas en torno al 90%. Si las concentraciones en Nitrógeno del agua de riego son elevadas se favorece el desarrollo del hongo; esta es una de las posibles causas de la última infección en la Albufera de Valencia, ya que parte del agua con la que se riega procede de una depuradora cercana. El hongo de la Pyricularia produce gran cantidad de esporas. Para evitar que se produzca esta esporulación hay que adoptar estrategias que la impidan. Esto se lleva a cabo mediante el análisis de la regulación genética de la esporulación. La técnica se basa en localizar el gen responsable de la esporulación, de modo que se destruya o inactive mediante control químico o biológico. La Pyricularia está considerada como una enfermedad criptogámica compleja debido a la variabilidad patogénica y la rapidez con la que este hongo vence la resistencia de la planta de arroz. La propagación de esta enfermedad se atribuye a una serie de causas: Nuevas variedades. En los últimos 30 años se han utilizado variedades con elevados rendimientos y escasa variabilidad genética, por lo que los ataques de Pyricularia han sido muy importantes. Cambios de los sistemas de cultivo. Al no realizarse rotación de cultivos el siguiente año hay una elevada presencia de esporas de Pyricularia. Cambios en las prácticas culturales. Las nuevas variedades requieren de una elevada cantidad de Nitrógeno, que favorece el desarrollo de Pyricularia.
Sintomatología: El hongo afecta todas las partes aéreas de la planta de arroz: la hoja, los nudos del tallo, el cuello de la panícula y la panícula misma. Las lesiones foliares varían desde pequeños puntos de color café hasta rombos o diamantes de color verde oliva o gris, rodeados por un halo más claro. Los bordes de la lesión son de color pardo o pardo oscuro. Las lesiones pueden crecer hasta juntarse unas con otras. La forma, color, tamaño y número de las lesiones varían según las condiciones ambientales, la edad de la planta y el grado de susceptibilidad de la variedad. Alrededor de los nudos de los tallos se extienden manchas de color café oscuro en forma de anillo que pueden producir un estrangulamiento de dichos nudos. Este síntoma se observa únicamente en las variedades más susceptibles. Cuando el nudo del tallo se infecta, el pulvínulo de la vaina foliar se pudre, se dobla y se parte permaneciendo unido a la vaina sólo por el septo. La infección también ataca al cuello de la hoja. En el cuello de la panícula se forma inicialmente una mancha de color pardo grisáceo que rodea luego la base de la panícula.Puede ocurrir el vaneamiento total de la panícula si el ataque se presenta durante la floración. Si el ataque sobreviene cuando el grano se halla en estado lechoso, la maduración puede anticiparse y se cosecharán entonces granos vanos o parcialmente formados junto con granos normales; éstos últimos serán de baja calidad molinera.