Podredumbre amarga
Colletotrichum gloeosporioides

El síntoma principal es una podredumbre blanda que aparece cuando el fruto ha desarrollado por lo menos hasta la mitad de su tamaño. En general los síntomas son más comunes sobre la cosecha. Las lesiones son circulares, deprimidas y de color pardo claro. Si se hace un corte se observa que la lesión penetra en forma cónica a la pulpa. Pueden ocurrir varias lesiones por fruto. Cuando las lesiones alcanzan un tamaño de 1,5 a 2,0 cm desarrollan acérvulos, formando anillos concéntricos. En condiciones de alta humedad sobre los acérvulos se producen masas de conidios (esporas) de color salmón crema. Las lesiones avanzan en profundidad en forma cónica hasta el corazón del fruto. Finalmente los frutos atacados se momifican sobre el árbol y algunos de ellos permanecen sobre la planta durante todo el invierno.