Podredumbre de raices (Podredumbre negra)
Alternaria radicina

En un principio las hojas se vuelven amarillas, más tarde se ponen marrones, luego la planta se va pudriendo comenzando desde las raices subiendo por el tallo. Al final la planta muere irremediablemente. Las condiciones que favorecen la proliferación de estos hongos son el exceso de riego y el mal drenaje de las raices. Esto favorece la aparición de este tipo de enfermedad. El tipo de tierra más propenso para este tipo de enfermedad, es la tierra arcillosa, ya que al ser más compacta no favorece el drenaje del agua. El control de dicha enfermedad está limitado al tratamiento de las semillas. Los tratamientos se pueden realizar a base de agua caliente (20 minutos a 50 º C) dando buenos resultados (82 % de plantas sanas después de 3 semanas de cultivo). Como tratamiento químico se recomiendan Tiram, Zineb o Captan en diferentes proporciones y con distintos métodos de aplicación. Otra alternativa al control químico es la rotación de cultivos.