Podredumbre o roña negra de la vid (Black-rot)
Guignardia bidwellii

Síntomas y daños: Afecta a todos los órganos verdes de la vid. Sobre las hojas aparecen los síntomas en forma de manchas necrosadas de color pardo que van aumentando de tamaño y, progresivamente, adquieren un color rojizo rodeado de una banda oscura. Sobre peciolos, brotes y pedúnculos se desarrollan pequeñas depresiones oscuras donde posteriormente pueden observarse pequeños chancros negros alargados. Los granos, si la infección se produce cuando son muy jóvenes, se marchitan rápidamente; cuando están más desarrollados, se forman sobre ellos grandes manchas moradas similares a quemaduras, que más tarde se arrugan y desecan, tomando un aspecto momificado. Sobre cualquiera de las zonas necrosadas se desarrollan pequeños puntos negros brillantes (picnidios) que constituyen la forma imperfecta del hongo y liberan gran cantidad de conidios. Los ataques más graves se producen sobre los granos. La severidad de la enfermedad depende del nivel de inóculo, de la climatología y de la susceptibilidad de la variedad de vid afectada. Los daños más importantes se producen en los racimos y, si no se interviene adecuadamente, pueden producirse graves pérdidas de cosecha.