Mancha borrosa de la hoja de la cebada (Tizón o negrura de los nudos, Mancha mar)
Bipolaris sorokiniana, Cochliobolus sativus, Drechslera sorokiniana

Sintomatología:
En cebada: En la lámina de las hojas aparecen manchas pequeñas, alargadas, castaño oscuro, con bordes esfumados más pálidos, y generalmente aisladas, pero muy abundantes; en la vaina se desarrollan escasamente sin formas definidas y de color más apagado. En los tallos, las manchas se localizan fundamentalmente en los nudos y regiones circunvecinas, son castaño pardusco, alargadas e indefinidas. En las espigas puede afectar a todas las espiguillas, los granos atacados se tiñen de pardo o moreno en su parte basal. Cuando la enfermedad se instala a partir de semillas infectadas los primeros efectos se manifiestan en la raíz, la que oscurece y se pudre, con desaparición de la zona pilífera. En trigo, ataca a todos sus órganos: En la raíz produce tizón de la plántula. Las raíces presentan zonas amarillentas o toman en toda su extensión un tono oscuro, pierden los pelos radicales y la corteza se desprende fácilmente. En el tallo, provoca lo que se conoce como tizón del nudo, el que se manifiesta en forma de manchas castaño - ocre que rodean los nudos de la caña y que algunas veces se extienden como pequeñas listas en los entrenudos. Es frecuente que en estos lugares se vea una coloración oscura que son las fructificaciones del patógeno. En las hojas, se forman manchas muy variables en tamaño y forma, de acuerdo con la edad y estado de la planta. Esta manifestación (mancha borrosa de la hoja) tiene como primer síntoma una pequeña mancha ocre, de forma irregular, algo alargada en el sentido de las nervaduras con bordes poco definidos. Posteriormente se ven rodeadas por un halo amarillo - paja que llega a abarcar toda la hoja. En las glumas, aparecen manchas castaño oscuro que luego se decoloran en el centro, quedando con un borde castaño. En las espigas pude provocar el aborto de flores o la mala formación de los granos, si el ataque se produce en plena floración. Propagación: Este patógeno puede sobrevivir en el terreno por mucho tiempo en los residuos de las plantas atacadas, también lo hace por muchos años en las semillas. Penetra por la epidermis directamente. Hospederos:Cebada, trigo, avena, centeno y diversas gramíneas.