Mildiu en la vid
Plasmopara viticola (Plasmopara amurensis, Botrytis viticola, Rhysotheca viticol)

Descripción biológica:  El agente causal de esta enfermedad es un patógeno obligado que pasa el invierno en hojas caídas, produciendo durante esta época las estructuras de reproducción sexual (Oosporas), que son las responsables de la infección primaria. La infección que se produce durante el ciclo vegetativo (infección secundaria) es producida por las estructuras asexuales (Zoosporangios).
Ataca durante todo el ciclo vegetativo de la vid. La manifestación de los síntomas de la enfermedad, depende de los estados fenológicos de la vid. El patógeno ataca todas las partes verdes de la planta: hojas, sarmientos y racimos, en cualquier etapa del ciclo vegetativo. Después del cuaje, cuando la infección ocurre en granos pequeños, éstos se cubren de una eflorescencia grisácea. Cuando los granos son más grandes toman una coloración castaña y se arrugan. El control de la enfermedad se realiza mediante la aplicación de productos químicos.
Signos y síntomas / Daños:  En las hojas: inicialmente se presenta como pequeñas manchas redondeadas, de 4 a 8 mm. de diámetro, de color verde, brillante traslúcidas al principio, luego al avanzar el ataque toman coloración castaño claro. En correspondencia aparecen las fructificaciones en la cara inferior que se manifiestan como una eflorescencia blanca brillante. Puede provocar desfoliación en ataques severos. En hojas viejas esta enfermedad produce manchas amarillas que pasan a rojo o marrón, estas lesiones son pequeñas y poligonales formando un mosaico.
En los sarmientos, la enfermedad se desarrolla solo en los herbáceos, con una mancha de color castaño oscuro que con el tiempo se necrosa y forma cancros. Estos sarmientos no soportan heladas.
En el racimo el ataque puede afectar la inflorescencia y las bayas hasta un tamaño de 5 mm. En la inflorescencia esta enfermedad se manifiesta formando fructificaciones produciendo el marchitamiento de la inflorescencia, luego se ennegrece y toma una forma de "S", finalmente se seca. En el fruto se observa una eflorescencia grisáceo blanquecina. Cuando los granos son más grandes toman una coloración castaña y se arrugan.
En el raquis y en el pedicelo los síntomas son similares a los del sarmiento. El ataque produce pérdidas de producción y desfoliación. La calidad de vino producido también se ve afectado. La peronospora no solo afecta a la producción de año sino que también produce daños para el año siguiente.