Tizón de yemas (Didimela)
Didymella applanata

Es una enfermedad frecuente en todas las plantaciones de frambuesa, siendo subestimada o confuida con otros problemas. El hongo sobrevive durante el invierno en restos de tallos infectados, en la forma de picnidios y seudotecios. En primavera y verano las condias y ascosporas son liberadas por las lluvias, diseminádose con las gotas de agua y el viento, hasta hojas adultas y tallos tiernos. En los tallos nuevos las lesiones se ubican en los nudos y van acompañadas con el desarollo de nuevos picnidios y seudotecios. El hongo crece bajo la epidermis de los tallos y forma numerosos picnidios y seudotecios, que se ubican de preferencia alrededor de las yemas. A fines de otoño e invierno, las lesiones aumentan de tamaño y también las estructuras reproductivas que resistirán el invierno, El síntoma más característico es la inhibicíon de la brotación de las yemas, las yemas afectadas se rodean de un halo plomizo o púrpura, con numerosos picnidios y seudotecios sobre estas lesiones, los cuales se ven como pequeños puntos negros del tamaño de puntas de alfiler.