Los curculionoideos
Curculionidae

La característica morfológica más notable, no siempre evidente, es la prolongación de la cabeza en un proceso alargado, llamado probóscide, que en la terminología común es a menudo denominado pico o trompa. El rostro puede ser desde muy corto e indistinguible hasta muy largo y estrecho. En el ápice del rostro se articulan los apéndices del aparato bucal masticador y a los lados las antenas. Las formas son muy variables desde ampliamente ovaladas a alargadas, y desde ligeramente aplanadas a muy convexas. Las longitudes pueden ser de 1 a 80 mm, pero la mayoría son de 2 a 20 mm. Los colores pueden ser diversos, pero lo más común es el negro o el castaño oscuro, y menos frecuentemente otros colores.