Mosca de sierra del ciruelo
Hoplocampa flava

Los adultos aparecen coincidiendo con la floración y hacen la puesta en el cáliz. Las larva nacidas penetran en el fruto, pudiendo salir de uno y entrar en otro. Los frutos parasitados cacen al suelo en su gran mayoría y, en verano, las larva se dirigen al suelo y permanecen dentro de un capullo hasta la primavera siguiente que realizan la pupación, saliendo los adultos en floración. Los daños que produce este insecto están muy relacionados con el número de los frutos que habitualmente se producen en los árboles de la parcela, en el caso de que éstos sean abundantes, el parasitismo de los mismo, provocando su caída, es algo anecdótico e incluso puede favorecer la constitución de frutos con buen calibre.