Cardo cundidor
Cirsium arvense

Plántula: cotiledones bastante grandes (1,5 x 0,7 cm), carnosos, que se estrechan en un corto peciolo. Limbo entero elíptico, cuyos bordes portan espinas. Ligera pilosidad en el haz.
Planta adulta: brotes - abundantes, blanquecinos que generan rosetas de hojas y luego retoños. Tallos - erguidos que pueden alcanzar 1,5 m y que portan flores. Hojas - lanceoladas y alargadas, sésiles y ligeramente prolongadas en el tallo, con pequeños lóbulos en los bordes que portan fuertes espinas. Inflorescencias - planta dioica, capítulos de tamaño modesto, agrupados en extremo de las ramificaciones somitales (panículas corimbiformes). Frutos - aquenios plumosos que aseguran una abundante dispersión a distancia.